Recomendar esta página en:

Nuestra salud y nuestra vida dependen de las ..... bacterias!

El ser humano vive inmerso en un cosmos infinito. Y, a su vez, un cosmos infinito vive también en el interior de cada persona. Si científicos y filósofos reflexionan sobre la estructura del universo, de igual modo cualquier persona culta podrá pensar en su mundo interior.
Estas personas consideran que, para ampliar las fronteras de su propio universo, es imprescindible una buena salud y calidad de vida. Sueñan con que su mundo interior tenga una organización tan buena, sensata y armónica como la de ese enorme cosmos en el que flota, orbitando, nuestra Tierra.

Evidentemente, el universo no es una obra hecha por la mano del hombre. Pero en la Tierra hay países maravillosos que han sido fundados por personas. Y en estos interactúan casi a la perfección los poderes legislativos y ejecutivos, los sistemas sanitarios y educativos, la justicia, el ejército, la banca, la industria, los agricultores, las fuerzas del orden… Todo esto forma una sinergia que eleva la calidad de vida sus ciudadanos.
Estos estados se han consolidado a lo largo de los siglos, mientras que las personas sólo disponen de una vida para ordenar su mundo interior. ¿Basta acaso con una sola vida?
¡Por supuesto que sí! Si uno emprende la tarea con el nuevo programa Bio-In de los laboratorios DEM4, puede conseguirlo en apenas 120 días.
Con el programa Bio-In, en ayuda de las grandes personas, acudirán pequeñas... ¡bacterias!
Las bacterias son unos ciudadanos que habitan el país llamado Hombre y de su calidad depende la salud y la prosperidad de ese país.
El programa Bio-In aporta al organismo una serie de bacterias especialmente seleccionadas que se conservan en perfecto estado gracias a la ayuda de la criotecnología. Los probióticos son microorganismos que restauran el equilibrio de la microflora, mientras que los prebióticos constituyen el alimento que ayuda a crecer a los probióticos. Al aportar ambos microorganismos, se logra que las bacterias beneficiosas para el organismo crezcan y predominen sobre las bacterias nocivas. Algunos ingredientes de ciertos alimentos contienen elementos tanto probióticos como prebióticos, que reciben el nombre de simbióticos, ya que juntos crean una sinergia que optimiza la acción común.
El programa Bio-In se compone de ocho etapas. Como mencionaba anteriormente, son necesarios 120 días para completar un ciclo entero. Es este el periodo aproximado de duración de la vida de los glóbulos rojos de la sangre o eritrocitos. Es decir, el periodo de renovación de la sangre, el principal conductor de sustancias tanto beneficiosas como dañinas para el organismo.
 

Cada persona sueña no solo con un país armónico dentro de sí, sino también con ensanchar las fronteras de su universo en el tiempo: quiere vivir más. El complejo Bio-In posee unas virtudes únicas en el mundo de este tipo de preparados. El complejo ralentiza sustancialmente el envejecimiento del organismo a nivel celular. Sucede del siguiente modo:
El proceso de división celular se abastece de la proteína de las ADN polimerasas. Al moverse a lo largo de la cadena de ADN, la proteína logra replicar otra cadena igual. Pero cada vez que esto ocurre, se elimina parte de los extremos de la cadena de ADN. Con cada división celular, parte de la cadena de ADN se pierde al no beneficiarse de la acción de las ADN polimerasas. Por esto, en los extremos de los cromosomas se encuentran los telómeros, que son secciones de ADN no codificantes. Estas secciones disminuyen en cada división celular, y cuando su tamaño se desvanece, comienzan a perder miembros que portan información importante. Es en este momento es cuando comienza el envejecimiento celular.
En las células de nuestro organismo existe un componente especial: la telomerasa. Esta se compone de una parte proteínica y otra con moléculas ARN. El ARN de la telomerasa sirve como pauta para que la proteína se adhiera a los telómeros de las nuevas partes. Y como resultado, los telómeros se prolongan de nuevo y el envejecimiento celular se detiene, pudiéndose dividir de nuevo la célula.
Pero la telomerasa se encuentra en nuestro organismo de manera inactiva. Un ciclo completo de uso del complejo Bio-In ayuda a que esta proteína se active. De ahí la importancia de que la telomerasa se active en las células sanas, ya que estas han de dividirse. 120 días es el periodo mínimo en que las células del organismo recuperan su salud gracias a los efectos de los principios activos del complejo Bio-In.
Bajo los efectos de los principios activos del complejo Bio-In, las células de su organismo no solo se limpiarán y renovarán, sino que también retrasarán su envejecimiento. En el país que hay en su interior, reinará la armonía y las fronteras de su universo interno se ensancharán.

El servicio de suscripción es temporalmente inactivo por hacer algunos cambios

Rellena el siguiente formulario para suscribirte.
*Recibirás los contenidos que publique cómodamente en tu mail así como contenido exclusivo.
*Comentaré contigo los mejores artículos por los mejores profesionales, así como otras noticias de interés que piense que te pueden aportar algo.

 
 
 
 
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
Este portal está gestionado por un consultor independiente de la compañia Vision International People Group. Calidad de los productos confirmado con investigaciones clínicas! Copyright © 2014 wellnessmlm.com All Rights Reserved